Comentario sobre La Voluntad

publicado en: Cuarto Camino | 0

 

“Hablemos ahora de lo que el Trabajo enseña sobre la Voluntad. Dice que la voluntad que tenemos es la resultante de todos nuestros deseos, y también que cada “Yo” tiene su propia voluntad. Con el fin de cumplir nuestro propósito se requiere Voluntad.”

“Es curioso ver de qué depende la Voluntad Real, pero evidentemente la Voluntad Real no es la obstinación. La gente imagina que Voluntad significa salirse con la suya. Empero no es así.”

“Es inútil oír sin experimentar, escuchar y no practicar. De hecho, el que nos digan algo impide la experiencia. Si se le dice algo sobre sí mismo a un hombre que aún está lejos de experimentar por sí mismo, es sólo ponerle trabas. Dice: ‘Me han dicho que soy negativo’ o ‘Me han dicho que soy codicioso’. El trabajo obra sobre el Ser con arreglo a nuestra comprensión, a nuestro nivel. Nada puede ocupar el lugar de la comprensión. Que le digan algo a uno no es la misma cosa que verlo. A lo largo del día nuestros buenos amigos nos dicen muchas cosas. Ahora bien, cuando la gente concuerda con nosotros nos sentimos reforzados en nuestra voluntad ordinaria, y viceversa. Si decidimos hacer algo y la gente nos aprueba o nos elogia, nos sentimos con más fuerza, pero si la gente nos desaprueba, nos sentimos privados de energía. Aquí está el punto decisivo. Desde luego, toda clase de complicadas reacciones personales tienen lugar bajo tales circunstancias. Pero rara vez nos hacemos un propósito o tomamos una decisión que no dependa hasta cierto punto del apoyo de una persona o acaso del público, de la prensa, etc. Este es el propósito que se hace público. Una decisión, un propósito que se hace en soledad parece irreal, delgado, carente de color, falto de interés. Esto significa que por lo general hacemos las cosas con alguna ambición de “ser vistos por los hombres”. No damos nuestras limosnas en secreto. Vale la pena hacer un propósito y pensar en la Voluntad Real y su calidad y sabor mientras se leen los versículos iniciales del Capitulo 6 de Mateo. Aquí hay palabras muy profundas sobre el propósito equivocado y la voluntad. La voluntad que proviene de la Falsa Personalidad, empero, es muy interesante de estudiar. Fracasa, desde luego, aunque esto no quiere decir que es por completo equivocada. Pero carece de suelo, no tiene profundidad. A medida que un propósito logra mayor profundidad cambia. Se vuelve más esencial. Se convierte en un propósito sin palabras -una cosa muda- es el rumbo que ha de llevarnos al lugar propuesto con más eficacia que una frase. Sin embargo debe iniciarse con alguna clase de frase, alguna palabra de mando, alguna formulación.”

“En una oportunidad tuve una conversación con el Sr. O. acerca de la Voluntad…… Le pregunté.’¿cabe alguna posibilidad de describir a qué se asemeja la Voluntad Real?’ Me dijo: ‘Es como si se viera de repente la solución de un problema de matemáticas’. “

“Muchas veces el Sr. O. solía decirnos cuando nos hallábamos en dificultades: ‘El Trabajo ya encontrará el camino’. Esta es la paciencia que se requiere. Muy a menudo nos sentimos desconcertados, en especial después de un choque. Nos parece que todo está desparramado en trocitos, sin relación alguna, particularmente cuando estuvimos largo tiempo adormecidos y sólo trabajando en la imaginación. Ahora hemos perdido nuestro rumbo en el Trabajo, las cosas pueden en verdad desbaratarse. ¿Qué significa la Voluntad en tal caso? Un matemático que tiene en sus manos una cantidad de hechos y no puede ver cómo ponerlos en relación unos con otros para llegar a una solución, está en la misma situación. Supongamos, empero, que es activamente paciente. G. dijo una vez que la ‘paciencia es la Madre de la Voluntad’. Hay una solución. Hay una posibilidad. La confianza de un matemático se funda en el sentimiento de que es posible expresar en términos de fórmulas matemáticas las relaciones existentes entre las cosas físicas y que eventualmente encontrará alguna solución al conjunto de observaciones diseminadas. Ocurre lo mismo con el Trabajo. Se puede encontrar un significado a cada situación. Cosas aparentemente dispares pueden ser llevadas a una unidad de significado. Es algo semejante a preguntar y esperar.”

“El centro de gravedad de la Voluntad está en el Centro Emocional, el centro que el Trabajo se propone despertar y que funciona pésimamente tal como somos ahora.”

Compartir: