EL MATRIMONIO UNIVERSAL – ( J. G. Bennett).

publicado en: Cuarto Camino, J.G. Bennett | 0

Bennett 1El hombre está hecho “a la imagen de Dios” porque los principios espirituales se expresan en él. El principio trivalente de un acto completo de la voluntad – o la tríada – se refleja en nuestra naturaleza. El hombre tiene tres cerebros, cada uno de los cuales trasmite uno de los tres impulsos.
En la relación entre esposo y esposa, el hombre y la mujer pueden realizar sus roles afirmativo y receptivo debido a la existencia del trabajo sobre sí para reconciliarlos. Aquí el Trabajo sobre Sí es aquella acción que ha sido dada al hombre para permitirle cooperar con los poderes superiores.”

“Así como el matrimonio real entre un hombre y una mujer es un acto de “Voluntad”, primero debe existir un matrimonio íntimo en cada uno de ellos, no con el otro sino para sí-mismos, le llaman entrar en la corriente de la evolución y transformarse. Cada uno de nosotros es un universo disgregado que aspira y se impulsa a su unidad. La reconciliación de nuestra dual naturaleza no es disgregadora, es la unificación de nuestra integridad, es el “matrimonio místico” de lo que somos. La manifestación del verdadero Amor es la integración del Todo en la Nada, del Alfa y el Omega, del Principio y el Fin, es el Gran Matrimonio, La Gran Conciliación. El hombre, el Universo, Dios buscan en su disgregación, la unidad.”

( ext. de J. G. Bennett)
Compartir:

Dejar una opinión

*