EL SÍMBOLO DE LA CRUZ – VICTOR ALTAMIRANO

1932069_10153492023593014_1948464296_n

SIGNIFICADO PSICOLÓGICO

Los tiempos y los estados psicológicos se van a mantener en un equilibrio sólo a través de un movimiento interior, de algo fuera del tiempo, del humano, del mamífero, de la línea horizontal es decir, en la línea vertical, en la línea de la nada-luz. En ésta línea se va a realizar el movimiento del SER, que sólo éste tiene la capacidad de ver hacia los dos opuestos, de los tiempos y los estados sicológicos y sólo a través de ésa observación, que es la observación de sí mismo, que está fuera del mamífero, fuera del mundo material, en otra calidad, en otro estado, y el SER si tiene la capacidad de observar.

De la línea que parte de la vertical a los extremos de la línea del tiempo, nótese como desde la consciencia, sólo cuando el movimiento sicológico sale de la horizontal de la línea de la vida, cuando se eleva de nivel, hacia la consciencia, tiene la capacidad de mantenerse en un estado neutral, es decir en la JUSTICIA, no la justicia del juzgar, no la justicia de lo bueno y lo malo, eso no existe, “LA JUSTICIA DE SI MISMO”, su propia justicia interior, la justicia de sí, es precisamente vivir en el justo medio, entre los tiempos y los estados, y esto sólo lo puede hacer el SER, no el humano.

Por eso se muestra un movimiento fuera de la horizontal, donde está el SER, donde desde el sol, es decir de la Luz podemos alumbrar, iluminar hacia la vida y verla como es, no en la hipnosis, no en la ilusión, no en la imaginación, no polarizada, no siempre pensando o bien o mal, activo o pasivo, no, al fin libre de la polarización y con toda la objetividad y lógica reinando en su mente, es decir, existiendo luz interior, desarrollo interior.

Así desde la consciencia, desde el sol, con este triángulo puede atraer su línea de vida a un nivel superior, de mayor calidad, superándola; el sol, la luz, la consciencia, es la única que puede ejercer todo el poder, toda la fuerza sobre la energía activa y la pasiva, es decir, sobre el futuro y sobre el pasado, logrando el presente, sobre lo positivo y sobre lo negativo, logrando la paz y el regocijo.

Ese SOL, la consciencia, el SER, el ESPÍRITU, lo que usted es en realidad, lo que en realidad lee esto, usted ESPÍRITU que utiliza al mamífero para que con el aparato receptor llamado ojos, logre ver estas palabras y llegue hasta la consciencia como energía luminosa y logre la comprensión de lo que aquí quedó expuesto.

El mamífero va a ser ayudado por el SER, y así tener la posibilidad de evolución y tener así la Justicia de Sí. En el Nuevo Testamento se dice “En verdad os digo, que primero buscad el Reino de los Cielos y su justicia y lo demás se os dará por añadidura”.

Su justicia de sí, interior, dónde se deja de oscilar entre el futuro y el pasado.

La gente trata de controlar el futuro y se la pasa reviviendo el pasado, pero no logra situarse en el presente absoluto, y mientras no lo logre, carecerá de consciencia.

Para explicar el movimiento del péndulo, notará que hay un movimiento sicológico gradual entre los tiempos y los estados; este movimiento, puede usted observarlo diariamente en sí mismo; cuando llega a incrementarse el movimiento hacia el lado negativo se incrementará el sufrimiento, la pasividad, la negatividad, etc., o saldrá del presente para revivir cada vez más el pasado.

Ahora, si el movimiento es hacia el lado positivo, es igual de equivocado, se somete con toda la fuerza hacia el mundo material, lo mezquino, lo mundano, y se olvida completamente del SER, de la consciencia, de la luz, de lo superior, de la evolución, del aspecto Espiritual.

Ejemplo; El humano puede progresar en la línea de la vida, llegando a ser un científico investigador, un gran arquitecto, médico, político, o un famoso hombre de negocios, etc., y todo es sobre el mundo material (familia, hijos, fortuna, posición social, fama, etc.), todo del mundo exterior, que pueden dar donativos para caridad, nada relativo a lo interior, a la consciencia, a la propia sicología. No por esto se debe dejar de lado el aspecto material, el desarrollo debe ser en ambos aspectos, tanto interior, sicológico, como material. Hay que desarrollarse en la vida, desde la consciencia, no desde el lado del humano, de la falsa personalidad, hay que conducir al humano desde el lado del ser, de la consciencia.

Mientras la gente esté en la línea horizontal jamás podrá ver más allá de su nariz.

Elevar el SER y el conocimiento por la línea vertical es lo que logra la evolución, la superación de sí. Los movimientos y evolución sicológica y  Espiritual sólo se encuentran en el presente absoluto, no tratando de controlar el futuro ni reviviendo el pasado.

12804489_10153492023548014_319302098_n

 

El humano no tiene control alguno mientras se encuentra en alguno de los extremos.

Los problemas que tiene el humano con la pareja, hijos, amigos, etc., son        movimientos pendulares dimensionales cuya frecuencia puede ser de un minuto de una hora, de un día, una semana, un mes, un año, una vida…

El Sico-transformismo es un movimiento interior, sicológico, del ser en evolución que lleva al humano a comprender su existencia en este planeta, cuando éste tiene un significado de vida correcto.

Otro aspecto de este símbolo es que representa una enseñanza maravillosa del Nuevo Testamento.

Resumen de un programa de radio expuesto por Martín Aparicio Barrenechea.

Victor Manuel Altamirano
Compartir:

Dejar una opinión

*