HACERSE A SÍ MISMO. (G.I. Gurdjieff)

publicado en: Cuarto Camino | 0

cuarto camino“El hombre no está motivado desde sí mismo y responde simplemente a las impresiones exteriores; si alguien presiona sobre uno de sus ‘botones’, de inmediato un tren de reacciones involuntarias se pone en marcha, independientemente de su propia consciencia o de su voluntad. Si alguna vez el hombre percibe que lo que está haciendo no está bien, no puede pararse y encuentra ‘buenas razones’ para justificar su comportamiento. Pero si el hombre comienza a trabajar sobre sí mismo, si al menos comienza a ver que se conduce así, necesita entonces hacer esfuerzos conscientes para cambiar su comportamiento y no continuar viviendo mecánicamente como el hombre ordinario, que es sólo una máquina que funciona de forma defectuosa…” “Cada hombre debe llegar a ser un artesano que hace de cada día de su vida una obra de arte, llevando constantemente una relación armónica entre sus pensamientos, sus sentimientos y sus acciones. En el ámbito psíquico, las partes del cuerpo que no son necesarias para la actividad deben permanecer en reposo, relajadas, sin tensión alguna. Un remedio infalible para cuando se está estresado consiste en llegar a ser consciente, durante la observación y el recuerdo de uno mismo, de la sensación del cuerpo, misma que no está siempre presente. Es más bien poco frecuente que, por casualidad, el hombre llegue a ser consciente de que su cuerpo ‘siente’ la sensación habitual presente en las diversas partes del cuerpo, lo cual no significa que si su atención se siente atraída por el dolor o por un contacto con un objeto exterior, el hombre llega a ser consciente de una parte de su cuerpo o de un órgano. Sólo un cuerpo del cual se es ‘consciente’ produce o fabrica las mejores energías para una vida sana, los sentimientos, los pensamientos y la espiritualidad humanos.”

G.I. Gurdjieff
Compartir:

Dejar una opinión

*