Transmisión del trabajo de Gurdjieff – Nora Sabater

publicado en: Cuarto Camino, Nora Sabater | 0

NORA SABATEREl trabajo es transmitido por los grupos, presididos por una persona que lo ha aprendido y lo practica. Además, existen clases de movimiento basadas en danzas sagradas que Gurdjieff había visto en los templos orientales a los cuales tuvo acceso durante sus numerosos viajes en busca de la verdad; los viajes lo habían conducido a regiones poco accesibles, donde la fraternidad auténtica existe desde la antigüedad y guarda el saber esotérico de la sabiduría. Gurdjieff había conseguido recordar los movimientos y la música que los acompañaba. Esta música y algunas composiciones originales del mismo Gurdjieff fueron transcritas y tocadas por un discípulo, Thomas de Hartmann, músico y compositor ruso.

Existen otros grupos que estudian las leyes de la creación, el mantenimiento y la conservación del universo, que fueron reveladas por Gurdjieff, particularmente, en Relatos de Belcebú a su nieto.

El trabajo comprende tres categorías o «líneas», en palabras de Ouspensky, todas con su propia importancia, aunque primero existe el esencial trabajo sobre uno mismo, un trabajo enteramente personal e interior. Comprende el denominado «trabajo en calma» de la mañana, así como el «trabajo especial».

Después existe el «trabajo para el grupo». Es el esfuerzo, a menudo difícil, de intercambiar constataciones del trabajo sobre uno mismo con los otros miembros del grupo. Por último, existe el «trabajo por el trabajo».

NORA SABATER
Compartir:

Dejar una opinión

*