¿YA CONVIRTIÓ EL AGUA EN VINO, Y EL VINO EN SANGRE, Y LA SANGRE EN LUZ? – RICARDO ZEFERINO

¿YA CONVIRTIÓ EL AGUA EN VINO, Y EL VINO EN SANGRE, Y LA SANGRE EN LUZ? ES DECIR, ¿YA LIMPIÓ SU MENTE, SE OBSERVÓ Y SE RECORDÓ, Y SE TRANSFORMÓ EN EL YO REAL? ¿O CONVIRTIÓ EL AGUA Y EL OXÍGENO EN IRA, LA IRA EN FRUSTRACIÓN, DESESPERACIÓN Y SIGUIÓ SIENDO MUCHOS YOES?

SOMOS LO QUE PENSAMOS Y NOS CONVERTIMOS EN LO QUE AMAMOS. AME AL TRABAJO, ÁMESE Y OLVÍDESE DEL SÍ EGOÍSTA PARA SIEMPRE.

EL «CONVERTIR EL AGUA EN VINO» NOS HABLA DE CONVERTIR LO GROSERO EN LO SUTIL, A TRÁVES DE LAS IDEAS DE TRANSFORMACIÓN. EJEMPLO: TRANSFORMAR UN ESTADO DE IRA EN PAZ, UN ESTADO DE CELOS EN PAZ, UN ESTADO DE ANGUSTIA EN PAZ, POR MEDIO DE LA OBSERVACIÓN DE SÍ Y EL RAZONAMIENTO OBJETIVO.

TODO BAJO OBSERVACIÓN DE SÍ SE CONVIERTE EN PAZ Y CONTROL, Y TRANSFORMA LA SITUACIÓN.

TAMBIÉN ES TRANSFORMAR EL CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA; ¿CÓMO? HACIENDO EL CONOCIMIENTO VIVO. ESTO ES, VIVIÉNDOLO, ¡PONIÉNDOLO EN ACCIÓN A TRAVÉS DE UNO MISMO!

CAMBIE PRIMERO, LUEGO TRANSFORMESE, DEJE QUE LA ESENCIA, QUE SU YO REAL SE MANIFIESTE. DEJE AL EGO, NO LE SIRVE. ¡HAGA SUPERESFUERZOS!

RICARDO ZEFERINO 
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*